Parque Nacional Palo Verde, Costa Rica

Ubicación: 19 km (12 millas) al sur de Bagaces, distrito: Bagaces, cantón: Bagaces, provincia: Guanacaste, Costa Rica. Código postal de la zona: 50401.
Coordenadas GPS para Bagaces: 10.520894,-85.254769 (10°31’15.22″N, 85°15’17.17″W)
Tamaño: 18,418 hectáreas (45,492 acres)
Altitud: desde el nivel del mar hasta los 200m (656 piés)
Horario: de 8 a.m. a 4 p.m.
Teléfono de la Hacienda Palo Verde: +506 2671-1290 y +506 2671-1455
Teléfono de la Organización para Estudios Tropicales: +506 2524-0607
Fax: (506) 2671-1062
Teléfono del Área de Conservación Tempisque (ACT): +506 2686-4967 / +506 2686-4968
Información Turística INFOTUR: 1192
Sitio Web: www.sinac.go.cr

Mapa con dirección: Haga click aquí para ver la dirección desde el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría, Alajuela, Costa Rica al Parque Nacional Palo Verde, Guanacaste, Costa Rica.

El Parque Nacional Palo Verde fue creado el 30 de abril de 1978, con el fin de proteger las zonas boscosas y un amplio pantano entre los ríos Tempisque y Bebedero, a unos 30 km al oeste de la Ciudad de Cañas, Guanacaste. El Parque Nacional Palo Verde es un diverso mosaico de hábitats situados en la cabecera del Golfo de Nicoya, cerca del río Tempisque.

El Parque Nacional Palo Verde esta formado por doce hábitats, creados por la topografía y las condiciones como el drenaje, el desbordamiento de los ríos y los efectos de las mareas. Dentro de los hábitats hay lagunas de agua dulce y de agua salada, humedales, marismas, pantanos, pastizales, manglares negros, pastizales de árbol de hojas ásperos, matorrales espinosos, bosque mixto caducifolio de tierras bajas, bosque mixto de laderas, bosques ribereños, bosques de sabana, bosque pantanoso, bosque siempre verde y el ecosistema del estuario de marea del Río Tempisque, convirtiéndolo en uno de los parques nacionales más variados de Costa Rica. Además, este parque ofrece un importante lugar de invernada para las aves acuáticas migratorias de América del Norte.

Esta área está sujeta a inundaciones de gran magnitud. Durante la temporada de lluvias, y debido al pequeño drenaje natural de la colina, el lugar se inunda gracias al efecto de las acciones combinadas de la lluvia, las mareas y el desbordamiento de los ríos Bebedero y Tempisque, cuya marea sube y baja hasta cuatro metros y es navegable unos 36 km, hasta la confluencia con el río Bolsón. En algunas ocasiones, toda la zona se convierte en una gran laguna. En la estación seca, desde mediados de noviembre hasta mediados de mayo, las aguas retroceden hasta formar pequeñas lagunas, convirtiendo la zona en una de las partes más calurosas y secas de Costa Rica, con una temperatura media anual de 28ºC. Si se desea visitar el parque durante la estación seca, asegúrese de beber abundante líquido y trate de no quedarse en la luz directa del sol por mucho tiempo a fin de eliminar el riesgo de agotamiento por calor.

Más de 150 tipos de árboles se han registrado, incluido el Palo Verde (Parkinsonia aculeata), llamado así porque sus hojas, ramas y parte del tronco son de color verde. Entre los árboles más grandes están los el Espavel (Anacardium excelsum), el Ceibo (Ceiba pentandra), el Pochote (Bombacopsis quinata), el Cedro amargo (Cedrela odorata), el Cocobolo (Dalbergia retusa), el Laurel (Cordia alliodora), el Tempisque (Sideroxylon capiri), el Guanacaste (Enterolobium cyclocarpum), el Cenizaro (Samanea saman), el Ronrón (Astronium graveolens), el Ceibo Barrigón (Pseudobombax septenatum), el Guayabón (Terminalia oblonga), el Nispero (Eriobotrya japonica) y el el Guayacán real (Guaiacum sanctum), árbol de madera preciosa en peligro extinción.

El sistema hidrológico natural de Palo Verde crea las condiciones adecuadas para producir en la zona la más importante concentración de aves en el país y América Central, la cual fue la razón principal para la creación del parque. Toda la zona es un paraíso para los observadores de aves, con más de 300 especies registradas, siendo la estación seca, la más atractiva para los observadores de aves, ya que durante este tiempo, las aves se concentran en las regiones húmedas, y al mismo tiempo, muchos de los árboles han perdido sus hojas, por lo que es más fácil el poder observar animales salvajes, además, hay menos mosquitos e insectos. En el parque anida el Galán sin ventura o Jabirú (Jabiru mycteria), una especie en peligro de extinción, ademas de que da hogar a la única población de Guacamayas Escarlatas o Lapas Rojas (Ara macao) del Pacífico Seco, asi como también el Pavón (Crax rubra), los Toledos o Saltarines (Chiroxiphia linearis) y la Garza Real (Ardea alba). Se estima que más de un cuarto de millón de aves zancudas y aves de caza, muchos de América del Norte, pasan el invierno aquí. Entre las especies residentes se encuentran algunas de las mas grandes y las más exóticas del país como la impresionante garza rosada o Espatula rosada (Platalea ajaja), el Pato aguja (Anhinga anhinga), Ibis Blanco (Eudocimus albus), el Sargento o Cigueñón (Mycteria americana), el Piche o Pijije (Dendrocygna autumnalis) y la Jacana Centroamericana (Jacana spinosa). De septiembre a marzo, miles de gaviotas, garzas (Egretta), halcones y patos (Anas) se concentran en las lagunas y áreas vecinas para alimentarse y reproducirse.

La principal zona de anidación es una isla en medio del río Tempisque, conocida como la Isla Pájaros, ubicada frente al parque. Este es el hogar de la colonia más grande del país del Martinete Coroninegro (Nycticorax nycticorax) y es área de anidación para el Ibis Morito (Plegadis falcinellus) y la Garcilla Bueyera (Bubulcus ibis).

Algunos de los mamíferos más comunes son los monos aulladores y capuchinos, puercoespines, coatíes o pizotes, venados de cola blanca (Odocoileus virginianus), Sainos (Tayassu tajacu), Coyotes (Canis latrans), Ardillas, Tolomucos (Eira Barbara), Guatusas (Dasyprocta punctata), Tepezcuintles (Cuniculus paca), Manigordos (Felis pardalis) y Pumas (Puma concolor). Además, cerca del río Tempisque se pueden observar cocodrilos de hasta cinco metros de largo, así como ranas, iguanas y serpientes como la Bequer (Boa constrictor) la Cascabel (Crotalus durissus) y la Coral (Micrurus nigrocinctus).

Geológicamente, la cuenca baja del río Tempisque es única en Costa Rica, ya que las colinas que la rodean son de piedra caliza y no de roca volcánica. Este material fue formado originalmente por los corales hace unos 40 ó 60 millones años, cuando la zona era parte del fondo del océano. El desplazamiento de las placas continentales ha causado que estos cerros bajos llegaran a su altura actual y también cambió el curso del río Tempisque que una vez fluyó directamente al mar en el área de lo que hoy es el Refugio de Vida Silvestre Tamarindo.

En el siglo pasado, la ganadería extensiva era la principal actividad agraria del área que ahora es el Parque Nacional Palo Verde. Las haciendas se caracterizaban por tener grandes extensiones de terreno en las que el ganado vagaba libremente con un poco de atención, lo cual causó que los bosques naturales sufrieran alteraciones relativamente menores y que el nivel de la población humana se mantuviera bastante bajo, ya que sólo unos pocos hombres podrían manejar un gran rebaño. Por lo tanto, la vida silvestre, afortunadamente, sigue siendo bastante abundante en todo el parque y gran parte del hábitat natural original ha sido preservado.

La sede del parque se basa en la antigua “Hacienda Palo Verde”, cuyos patios y edificios antiguos son un reflejo de la vida del Sabanero Bajureño y constituyen un elemento importante en la antigua cultura de Guanacaste.

Esta área protegida también incorpora la Reserva Biológica Lomas Barbudal y el Refugio Nacional de Vida Silvestre Dr. Rafael Lucas Rodríguez Caballero, y ahora, los tres junto con el Parque Nacional Barra Honda y áreas adyacentes, forman el Megaparque Tempisque.

El parque se encuentra regido por la Organización de Estudios Tropicales. Sus bien mantenidos senderos llevan desde la estación atraves del bosque, hasta los miradores sobre el río y los pantanos. Además, cuenta un pequeño muelle cerca del centro de administración, donde se pueden contratar barcos para observar la Isla Pájaros, a la cual no se permite desembarcar. Entre los parajes naturales que merecen una visita están las vistas de los Cerros Catalina y Guayacán, dos de los más espectaculares picos del país, así como también la Cueva del Tigre (en el refugio) y la Piedra Hueca (en el parque), magníficas formaciones de piedra caliza que son tanto cuevas como espectaculares jardines, y el Lago de Bocana, el cual da cobijo a un número increíble de aves durante todo el año.

La Estación de Guardabosques de Palo Verde está abierta para la atención de los visitantes, además cuenta con agua potable y baños. Por otro lado, la Organización para Estudios Tropicales opera una estación biológica en Palo Verde, la cual cuenta con un albergue con capacidad para hasta 36 personas, un comedor, una sala de clases, laboratorio, además de ofrecer excursiones. Otros puntos de interés de Costa Rica incluye la Reserva Biológica Lomas de Barbudal, el Refugio Nacional de Vida Silvestre Dr. Rafael Lucas Rodríguez Caballero, el Refugio Nacional de Vida Silvestre Cipanci, el Parque Nacional Barra Honda y el Humedal Palustrino Corral de Piedra.

Cómo llegar al Parque Nacional Palo Verde?

Desde San José, tome la carretera Interamericana al norte hasta Bagaces. Gire a la izquierda por un camino de lastre y continúe hacia el sur unos 19 km hasta la entrada del parque, siguiendo las indicaciones hacia el Parque Nacional Palo Verde. Desde la entrada son otros 9km más al centro administrativo, ubicado en la antigua Hacienda Palo Verde. De igual manera, ahora usted también puede tomar la nueva Autopista a Caldera (ruta 27) hasta Puntarenas y luego siga la carretera Interamericana.

También se puede entrar en barco desde el río Tempisque, 6km arriba del río, en el pueblo de Puerto Humo (donde se pueden alquilar barcos), hay un muelle rústico en un lugar conocido como Puerto Chamorro, unos 2km más del área administrativa a través de un camino de lastre.

Desde el Aeropuerto Internacional Daniel Oduber Quirós (LIR), conduzca hacia el Sur por la Autopista Interamericana por unos 14 km desde Liberia hasta Bagaces. Luego gire a la derecha por un camino de lastre y continúe hacia el sur unos 19 km hasta la entrada del parque, siguiendo las indicaciones hacia el Parque Nacional Palo Verde.

En autobús:

Usted puede tomar un autobús de la ruta San José – Liberia, el cual tarda unas 4 horas, haciendo la parada en Bagaces (Pulmitan Liberia, Telefono: +506 2222-1650). Desde ahí usted puede conducir o bien tomar taxi hasta el Parque Nacional Palo Verde, lo cual puede tardar aproximadamente 15 minutos.

En avión:

También se puede tomar un vuelo entre el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría y el Aeropuerto Internacional Daniel Oduber Quirós, ya sea con las aerolíneas de Sansa o Nature Air todos los días. Desde ahí usted puede conducir o bien tomar un autobús o taxi hasta el Parque Nacional Palo Verde, lo cual puede tardar aproximadamente 40 minutos.

Si no encontró lo que buscaba, intente utilizando nuestra herramienta de búsqueda: