Parque Nacional Barra Honda, Costa Rica

Click the following link to read this page in English: Barra Honda National Park Costa Rica

El Parque Nacional Barra Honda fue creado el 3 de septiembre de 1974, con el fin de proteger las tierras bajas de bosque tropical seco, los pastizales, y por supuesto, sus famosos sistemas de cavernas de piedra caliza, bajo el cerro de Barra Honda, que se formaron cuando los islotes de la época del Mioceno se elevaron por encima de las llanuras del río Tempisque. A través del tiempo, la lluvia se depositó en las rocas mezcladas con ácido carbónico, que se filtraba a través de la piedra caliza, formando los canales de agua y las cavernas. Barra Honda está ubicado en la parte occidental de Costa Rica y forma parte del Área de Conservación Tempisque, en la Península de Nicoya.

El Parque Nacional Barra Honda es un área única en un país como Costa Rica. Este consiste fundamentalmente en arrecifes de coral de unos 70 millones de años, que se elevaron del fondo del mar debido a fallas tectónicas, y en donde las lluvias crearon cursos de agua subterráneos. La caída constante de agua de lluvia en carbonato de calcio fue lo que creó estas galerías de arte subterráneas que crecieron a lo largo de miles de años, la cual es su característica más conocida, así como su mayor atractivo. Por otra parte, las cuevas y cavernas son escasas en Costa Rica, que es otra razón por la cual este parque nacional es tan importante. Estas han sido exploradas sólo en los últimos años de la década de los 60 y hasta ahora sólo 19 de las 42 cuevas han sido objeto de reconocimiento.

La gente antes creía que Barra Honda era un volcán porque interpretaron erróneamente el zumbido de las alas de murciélago con actividad volcánica, y el aroma de guano con el azufre. La cueva del murciélago, Pozo Hediondo, nombrado por el aroma del guano depositado por sus miles de residentes, es el hogar de miles de estos mamíferos voladores. Media hora después de la puesta del sol, nubes de murciélagos surgen de sus viviendas bajo tierra para volar en la noche.

La mayoría de los visitantes disfrutan de las cuevas de Barra Honda y todas las cosas que implica, especialmente espeleólogos que llegan de todo el mundo atraídos por ellas. La abundante variedad de cavernas se encuentran en condiciones prístinas, ya que sus entradas verticales son difíciles de negociar, por lo que también los tours deben ser acompañados por dos guías locales, tener el permiso del Servicio de Parques de antemano para poder ingresar en ellas y equipo para escalar. A la entrada de la caverna se les entrega a los visitantes un arnés de rapel y un casco. El arnés es sólo una seguridad para el descenso de 17 metros por una escalera de aluminio.

En estas impresionantes cavernas y cuevas, los visitantes son testigos de cámaras de arte profundas con rangos numerosos de calizas como pilares, estructuras de flujo, estalagmitas que crecen desde el piso y estalactitas que cuelgan del techo. A menudo, estas estalactitas y estalagmitas se unen y forman columnas, asemejando candelabros fundidos. Las cuevas van desde unos pocos metros a más de 250m (780 pies) de profundidad. La caverna más profunda de Barra Honda es la increíble Caverna de Santa Ana que se hunde a unos 249 Caverna del Parque Nacional Barra Honda en Guanacaste, Costa Ricametros y que además es inusual por sus únicas y numerosas estalactitas y columnas. La Caverna La Trampa es de 110 metros de profundidad, pero tiene el más profundo precipicio, con una entrada vertical de 30 metros de longitud. Una de las cuevas más grandes y bellas es la Caverna Terciopelo (60 metros de profundidad), nombrada luego de haber encontrado una serpiente muerta cuando fue explorada primeramente, con un descenso muy vertical, que junto con la Cuevita, es la única con acceso al público. Ésta tiene una de las mejores atracciones del parque, incluyendo el Órgano, cuyas flautas producen sonidos musicales al tacto. Además, también se han encontrado cementerios con esqueletos humanos, antiguos artefactos precolombinos y joyas con más de 2000 años de antigüedad (aproximadamente 300 A.C.), en la Caverna Nicoa (30m de profundidad). A los niños menores de 12 años sólo se les permite ingresar a la Cuevita.

Sin embargo, el parque también cuenta con unos excelentes senderos a través de su muy protegido bosque tropical seco (la mayoría secundario) el cual es uno de los últimos en el mundo, además de ser muy diferente de los bosques lluviosos y nubosos que atraen a muchos turistas ecológicos a Costa Rica. Es por esto que es muy importante para los visitantes locales y extranjeros que lo visiten, ya que contiene varias especies de animales y plantas que sólo están presentes en esta zona de vida. La red de senderos para acceder a las cavernas es ideal para explorarlo, siendo uno de los más extraños hábitats en la tierra. La combinación de los monos y cactus parece extraña, además, algunos de los árboles florecen sólo después de que han caído todas sus hojas. Cualquier época del año usted puede ver monos aulladores y capuchinos, venados de cola blanca, mapaches, jabalíes, pizotes, guatusas, martillas y osos hormigueros, así como aves especialmente como la Urraca Copetona (Calocitta formosa), la Paloma Collareja (Patagioenas fasciata) y la Paloma Coliblanca (Leptotila verreauxi).

El sendero principal es una continuación inconducible de la entrada que lleva al cerro Barra Honda (442m o 1.450 pies), el cual es recompensado con vistas espectaculares del valle del Tempisque. La excursión a las cavernas dura aproximadamente 1 hora, es un poco empinada y moderadamente difícil, dependiendo de su estado físico, por lo que se recomienda llevar suficiente agua potable y protector solar.

Las cavernas permanecen cerradas en la temporada lluviosa debido al peligro de inundaciones por las lluvias torrenciales. Es por esto que la estación seca es la mejor opción, cuando el clima es caliente y seco, el cual va de diciembre a abril. Además, la estación seca es el mejor momento para explorar la naturaleza, ya que la mayoría de los árboles y arbustos están sin hojas, lo que hace más fácil la observación de animales silvestres.

El parque cuenta con una estación de guardaparques abierta al público, con agua potable, baños y el equipo necesario para escalar. Además, el Parque Nacional Barra Honda cuenta con una zona para acampar y cuatro cabañas rústicas con capacidad para seis u ocho personas cada una, lo cual se recomienda a los visitantes, ya que es uno de los pocos lugares que usted puede conseguir una cama bajo un techo dentro de un Parque Nacional. Se requieren reservaciones previas para la espeleología.

Así que si usted es de esas personas que disfrutan de un escenario bajo tierra surrealista, caracterizado por el constante sonido de eco de las gotas y formas retorcidas y monstruosas por el calcio endurecido, entonces este es el lugar a donde ir. Otros puntos de interés cercanos incluyen al Parque Nacional Palo Verde, la Reserva Biológica Lomas de Barbudal, el Refugio Nacional de Vida Silvestre Dr. Rafael Lucas Rodríguez Caballero y el Humedal Palustrino Corral de Piedra.

Cómo llegar al Parque Nacional Barra Honda?

Desde San José, tome la carretera Interamericana al norte, pasando la desviación a Las Juntas de Abangares, gire a la izquierda y sigua las indicaciones para el camino hacia el Puente La Amistad sobre el Río Tempisque. Después de cruzar el puente, continue por unos 12 km (7 millas) hacia Nicoya, luego gire a la derecha hacia las localidades de Barra Honda y Nacaome (también conocido como Santa Ana). Siga las indicaciones para la entrada del parque. La estación de guardaparques se encuentra a través de la puerta (cierra al atardecer) a media milla de una buena carretera de lastre (no es necesario un doble tracción).

Desde el Aeropuerto Internacional Daniel Oduber Quirós (LIR), conduzca hacia el Sur por la carretera principal de Nicoya, conduzca 1.5 km en dirección al Puente La Amistad del Tempisque y luego gire a la izquierda. La carretera está en muy buenas condiciones, sólo el último kilómetro puede ser difícil en época lluviosa.

En autobús:

Desafortunadamente no hay una forma directa de llegar a Barra Honda en autobús. Lo que se debe hacer es tomar un autobús San José – Nicoya por Tempisque, que dura unas 4 horas (Empresa Alfaro-Tracopa, +506 2222-2666 / +506 2685-5032). Desde Nicoya los buses le llevan hasta Santa Ana, y de ahí es una caminata de 1 km, alrededor de 30 minutos de la entrada, o bien usted puede tomar taxi hasta el Parque Nacional Barra Honda, lo cual puede tardar aproximadamente 15 minutos.

En avión:

También se puede tomar un vuelo entre el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría y el Aeropuerto Internacional Daniel Oduber Quirós, ya sea con las aerolíneas de Sansa o Nature Air todos los días. Desde ahí usted puede conducir o bien tomar un autobús o taxi hasta el Parque Nacional Barra Honda, lo cual puede tardar aproximadamente 35 minutos.

Ubicación: 12 km (7 millas) de Puente de La Amistad, cantón: Nicoya, provincia: Guanacaste, Costa Rica.
Coordenadas GPS para Quebrada Honda: 10.18565,-85.297892 (10°11’8.34″N, 85°17’52.41″ W)
Tamaño: 2.297 hectáreas (5.675 acres)
Altitud: a partir de el nivel del mar a 442m (1.450 pies)
Horario: de 8:00 am a 4:00 pm. Si se hospeda en el parque, el guardaparques deja la puerta de la estación abierta hasta las 8:30 p.m.
Teléfono del Parque Nacional Barra Honda: +506 2659-1551
Teléfono del Área de Conservación Tempisque (ACT): +506 2686-4967 / +506 2686-4968
Información Turística INFOTUR: 1192

Mapa con dirección: Haga click aquí para ver la dirección del Aeropuerto Internacional Juan Santamaría, Alajuela, Costa Rica al Parque Nacional Barra Honda en Guanacaste, Costa Rica.

Si no encontró lo que buscaba, intente utilizando nuestra herramienta de búsqueda: